Suffragette Jewelry

Por sus complementos las reconoceréis

Finales S. XIX - Principios S. XX

 

Las suffragettes, término con el que se designaba a las activistas a favor del sufragio femenino en Inglaterra, fueron tan populares a finales del s. XIX y principios del S.XX que incluso hubo una joyería asociada al movimiento.

 

Las piezas se distinguían por utilizar piedras semipreciosas y esmaltes en los colores que identificaban al Women's Social and Political Union (WSPU): blanco, verde y morado. Un manifiesto de 1908, declaraba que el blanco simbolizaba la pureza; el verde, la esperanza y el morado, la dignidad.

Colgantes y broche con los colores representativos del movimiento sufragista

 

También existe la teoría de que se eligieran esos colores dado que en inglés sus iniciales GWV -Green, White, Violet- correspondían con el acrónimo del lema "Give Women Votes”.

 

Cientos de militantes vistieron estos tonos en sus manifestaciones y líderes sufragistas como Emmeline Pankhurst y Louise Eates encargaron piezas expresamente.

 

Manifestación de sufragistas con la banda tricolor y dos de sus distintivos

 

Muchas sufragistas encarceladas se sometían a una huelga de hambre con el fin de lograr una mayor repercusión mediática. Estableciendo un paralelismo con las campañas militares, las huelguistas recibían una medalla en reconocimiento de su mérito.

Medalla de huelguista de Emmeline Pankhurst y retrato de Flora Drummond con colgante y medalla de huelguista

 

Fue la hija de Emmeline Pankhurst, Sylvia Pankhurst, la encargada de diseñar el broche emblemático Holloway, que homenajeaba a las activistas encarceladas. En él, la flecha con los colores del WSPU se superpone a la puerta de la prisión. La flecha representa el dibujo que llevaban los uniformes de los prisioneros en la época. A los lados del broche, cuelgan las dos cadenas de los prisioneros.

 

Angel of freedom y Holloway brooch, diseñados por Sylvia Pankhurst

Con la irrupción de la IGM, en 1914, Emmeline Pankhurst, fundadora del WSPU, centró sus esfuerzos en el apoyo a Inglaterra. Las joyas asociadas al movimiento sufragista dejaron de manufacturarse por considerarse un acto antipatrótico.

En 1918, tras la guerra, se concedió el derecho a voto a las mujeres mayores de 30 años pero tuvieron que esperar hasta 1928 para que hombres y mujeres mayores de 21 años gozaran de un derecho a voto igualitario.

También te gustará:

Copyright © All Rights Reserved