Teatro del Oprimido

Teatro del oprimido. Teatro para la transformación social

Años 60 - Actualidad

 

El brasileño Augusto Boal proponía un teatro pedagógico que ayudase a los más vulnerables a ejercer su potencial político dirigido a una transformación social: “Creo que el teatro debe traer felicidad, debe ayudarnos a conocer mejor nuestro tiempo y a nosotros mismos".

 

Boal (1931-2009) es uno de esos casos que muestran que seguir una vocación, acaba llevando muy lejos. Augusto ya organizaba representaciones teatrales familiares cuando era un niño y, aunque se trasladó a Estados Unidos para estudiar química, acabó enrolándose en las clases de arte dramático de la Universidad de Columbia.

 

A su vuelta a Brasil en 1955, compaginó la escritura y el montaje de obras teatrales en la línea de la izquierda revolucionaria latinoamericana del momento con sus funciones de director del teatro Arena de São Paulo. Boal fue considerado una amenaza por los militares y, tras pasar por prisión, se exilió a Argentina a principios de los setenta.

 

Un teatro “de las clases oprimidas y para los oprimidos, destinado a desarrollar una lucha contra estructuras opresoras"

 

En estas circunstancias se gestó el Teatro del Oprimido. Sus piezas proponían transformar al espectador en protagonista de la acción dramática. A partir de dinámicas interactivas y populares, los espectadores serían capaces de identificar y analizar las relaciones de poder. Podría aplicarse esa filosofía de Paul Klee cuando afirmaba que “el arte no reproduce lo visible; vuelve visible". Tras la concienciación, convertirlos en actores sociales capaces de combatir las estructuras establecidas, proponer alternativas y liberarse.

 

"No solo el teatro debe ser popular, también debe serlo todo lo demás: especialmente el Poder y el Estado, los alimentos, las fábricas, las playas, las universidades, la vida”

 

Existen distintas modalidades de Teatro del Oprimido:

Teatro Periodístico. La obra partía de noticias periodísticas y pretendía desvelar la censura mediática.

Legislativo. Cuando Boal fue concejal de Río de Janeiro, decidió habilitar un espacio en que el elector se pueda convertir en legislador.

Invisible. Teatro en espacios públicos sin convocatoria previa para poner en evidencia una injusticia social y generar debate entre los espectadores espontáneos.

Arco Iris del Deseo. Teatro desde una perspectiva más psicológica porque a veces las estructuras opresoras nos las auto-imponemos a través de nuestros miedos e inseguridades.

Imagen. Un teatro no oral, en el que el cuerpo es el principal instrumento para mostar la subjetividad en la interpretación de la información visual que percibimos.

Foro. Uno de los más populares. Basado en la creación grupal por la comunidad y la generación de un foro de debate entre la audiencia una vez concluida la representación.

“Todo ser humano es teatro, aunque no todos hacen teatro".

 

Julián Boal, hijo de Augusto, ha tomado el relevo de su padre al frente de este movimiento.

“La creatividad ocurre en un acto de encuentro.”

 

 

 

Como adelantábamos, el artículo de hoy viene con un extra muy especial: para todos aquellos que quieran participar en una sesión de teatro forum y vivan o tengan la posibilidad de trasladarse a San Sebastián, la organización de DSS 2016, pone a vuestra disposición hasta 100 sesiones de teatro forum para reflexionar juntos sobre la situación vasca: "¿qué ha pasado y por qué?, ¿qué es lo que podemos hacer ahora? y ¿qué tenemos que hacer para que en el futuro no vuelva a suceder?. En el escenario, se representarán situaciones cotidianas en las que se invitará al público a que decida cómo quiere que continúe la historia."

 

Disfruten la experiencia...

 

También te gustará:

Copyright © All Rights Reserved