Schubertiadas

Las Schubertiadas. Cuando Schubert se juntaba con los amigos

Austria. 1797-1828

 

Si es cierto el lema de que la riqueza de un hombre se cuenta por la calidad de sus amigos, seguramente, pese a sus precarias finanzas, podremos decir que Schubert murió como un hombre rico.

 

Fueron sus amigos los que en 1816 imprimieron las composiciones que el músico había creado partiendo de los versos de Goethe cuando los editores no estuvieron dispuestos a publicar música; sus amigos le acogieron en sus casas en los momentos en que la situación económica del músico no le permitió establecerse de manera independiente y, sobre todo, dado el tema que nos ocupa, fueron sus amigos quienes asistieron y auspiciaron las veladas musicales que han pasado a la historia con el nombre de "Schubertiadas".

 

 

Existen varias obras pintadas por amigos de Schubert, que reflejan el ambiente de estas reuniones

 

 

 

 

Las schubertiadas comenzaron siendo reuniones en las que un grupo de amigos disfrutaban de la música de Schubert y, a menudo, de la voz del cantante Johann Michael Vogl. Con el tiempo, estas reuniones se convirtieron en distendidos encuentros de los intelectuales de la época: poetas, músicos, pintores y filósofos se daban cita para comer, beber, charlar y escuchar a Schubert. Asistían sin saberlo al estreno de grandes obras maestras y podían acabar bailando en una improvisada fiesta.

 

En una época en que los ideales del Romanticismo inflamaban los corazones y fomentaban una vida nocturna y bohemia, la vida de Schubert se dividió entre la composición (compuso más de 600 lieder -canciones en alemán-) y las schubertiadas. De él se dice que fue un compositor bohemio, tan amante de las tabernas y los ambientes populares como alejado de los salones y la etiqueta nobiliaria.

Moritz von Schwind retrató a su círculo de amigos durante una schubertiada en 1868

 

 

Las schubertiadas solían celebrarse tanto en casas de amigos como en los cafés vieneses. Gracias a su amigo Schober, un estudiante de leyes de familia acomodada, los veranos de 1820 a 1822, tuvieron lugar en un escenario muy especial: el castillo de Atzenbrugg, en la Baja Austria.

 

Julius Schmid retrató otra de estas reuniones durante 1897

 

 

Schubert murió a la temprana edad de 31 años a causa de la sífilis pero en la actualidad se siguen convocando numerosas veladas musicales bajo la denominación de schubertiadas. Normalmente se trata de festivales organizados, como el de Vilabertran, que carecen del carácter informal de las originales pero nos siguen reuniendo en torno a la música.

 

 

 

 

También te gustará:

Copyright © All Rights Reserved