Mademoiselle de Scudéry

Mademoiselle de Scudéry. Feminismo de salón

El Havre en 1607- París, 1701

 

Todo empezó con un mapa que prometía darnos las claves para encontrar el amor, llegar de ahí a la primera mujer que reivindicó el derecho a escribir y publicar de las mujeres en una época en la que hacerlo estaba reservado a los hombres, no fue difícil ya que fue en el libro de Mademoiselle de Scudéry; Clélie, histoire romaine, donde apareció publicado el mapa.

 

Madeleine nació en en seno de una familia noble venida a menos y, al quedar huérfana, uno de sus tíos se encargó de proporcionarle una educación por encima de la que era habitual para las mujeres de la época.

 

Decidida a mantener su independencia y soltería, Madeleine se instaló en París junto a su hermano, el escritor Georges de Scudéry. Allí, solía asistir al que era uno de los principales centros de cultura para las damas durante la era de la Ilustración: el salón literario de la marquesa de Rambouillet, conocido como la Estancia Azul.

 

Vierges Folles Moyen, de Abraham Bosse refleja como la literatura era el centro principal de las ocupaciones y también de las preocupaciones de estas damas

 

 

Madeleine fue avanzando poco a poco: del salón literario, pasó a publicar sus primeras novelas. Eso sí, al principio lo hizo utilizando el nombre de su hermano aun cuando en ellas reivindicaba la capacidad intelectual femenina y el fomento de las inquietudes culturales como modo de favorecer las relaciones sociales.

 

Cuando la carrera militar de su hermano obligó a éste a exiliarse, fue el momento para abandonar su anonimato y organizar un salón propio. A diferencia de la Estancia Azul, los asistentes de éste no eran miembros de la aristocracia sino intelectuales y poetas deseosos de experimentación literaria.

 

Los diez volúmenes de Clélie, histoire romaine, en los que novela la sociedad que le rodeaba retratando la forma de vida de reconocibles personajes contemporáneos con gran profundidad psicológica, gozó de un gran éxito y puso de moda los "asuntos del amor".

Clélie fue una heroína romana que durante la República se rebeló de ser entregada como tregua para frenar los avances etruscos. Simboliza la mujer que defendió sus derechos.

 

 

Mademoiselle de Scudéry se convirtió en una de las principales representantes de la Préciosité, una corriente cultural esencialmente femenina caracterizada por el aprecio del refinamiento en los modales, la erudición y la elegancia; que se incluye dentro del feminismo premoderno al otorgar a las mujeres una esfera para debate público de temas de distinta índole.

 

Pese a que su condición femenina le impidió ser miembro de la Académie Française, de la que sí fue miembro su hermano, Mademoiselle de Scudéry fue la primera mujer a la que esta institución otórgó el Premio de la elocuencia.

 

 

Cyrano de Bergerac es un ejemplo de la importancia otorgada al lenguaje y el ritual de la conquista que impusieron las Preciosas.

 

 

El éxito de su novela puso de moda la galantería y hasta cierto amaneramiento entre los hombres de la época pero también hubo quien reaccionó atacándola. Destaca la parodia que de ella hizo Moliere, refiriéndose a ella como Magdelon en las Précieuses Ridicules.

 

También te gustará:

Copyright © All Rights Reserved